Olga Peretyatko-Mariotti, una experiencia única para los niños y las familias de la Casa McDonald Ronald de Valencia

 

Olga Peretyatko-Mariotti, una experiencia única para los niños y las familias de la Casa Ronald McDonald de Valencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El inolvidable recital de Olga Peretyatko-Mariotti, considerada una de las voces más bellas de nuestro tiempo, en el Palau de la Música de Valencia el pasado miércoles 21 de febrero tuvo un significado muy especial para los niños y las familias que residen en la Casa Ronald McDonald de la ciudad, invitados por la cantante rusa a su actuación tras la emotiva visita que la soprano realizó al centro el martes día 20.

“Para Marina Varea, de 16 años, era la primera vez que acudía a un recital de estas características. No conocía mucho las composiciones, pero se quedó asombrada por la calidad de su voz y porque ella sola acompañada únicamente por el pianista fuera capaz de sacar adelante todo el concierto. Flipante. Así definió la actuación. Juan Andrés Hidalgo, de 11 años, tampoco había vivido nunca una experiencia similar en vivo y le gustó muchísimo. No le pareció ningún rollo”, explica Rosario Fombuena, una de las voluntarias de la Casa Ronald McDonald de Valencia.

“Irene Gutiérrez, madre de Ángel, y Conchi Valdés, madre de Marina, comentaron que les gustó muchísimo todo el concierto y que disfrutaron todavía más porque estuvieron el día anterior con la soprano y que su calidad humana era excepcional. Se sintieron privilegiadas por haber disfrutado de ella, tanto en la visita a la casa como en el concierto del Palau de la Música”, añade Rosario. “En pocas palabras, la visita y la posterior invitación para acudir al recital supuso una nueva experiencia para casi todas las familias, que tuvieron la suerte de conocer a esta magnífica artista con una voz tan excepcional”, concluye en su elogio a Olga Peretyatko-Mariotti.

La cantante relató así esta enriquecedora e inspiradora vivencia. “Se pusieron en contacto conmigo para visitarles y tener un encuentro con ellos. Es una casa para niños y sus padres, que se alojan allí mientras los hijos reciben tratamiento médico en el hospital. Su objetivo es que los niños no estén solos, no separar a la familia y que pueda permanecer unida. Como sabemos, los tratamientos contra el cáncer son muy largos y por desgracia no todas las familias tienen dinero para costearse una larga estadía. En la casa trabajan muchos voluntarios. Necesitan patrocinadores y donaciones. Invitan a diferentes personas para contar su historia y entretener a los pacientes y a sus seres queridos”, explica la soprano rusa. “Durante la visita, cantamos juntos, hicimos ejercicios de respiración, nos reímos, meditamos y les invité a venir al concierto. La música provoca alegría, satisfacción y, en ocasiones, esperanza. Todo lo que necesitamos es amor”, considera.

La Casa Ronald McDonald de Valencia acoge gratuitamente a 16 niños enfermos que reciben tratamiento médico de larga duración y a sus familias. Ubicada en las proximidades del Hospital Universitario y Politénico de La Fe -centro en el que reciben tratamiento -, se inauguró en 2013 y ha acogido a más de 1.000 familias desde entonces.

Descarga aquí las fotos y notas de prensa sobre el encuentro